Behind The Scenes: Lo que no sabías sobre Semana Santa

¿Quién fue Jesucristo? ¿Por qué dura una semana? ¿Qué se conmemora en cada día? ¿Desde cuándo se practica? Te contamos todo eso y más

El pastor Mauricio Sánchez Scott, Presidente de la Academia Nacional de la Música y Artes Cristianas, nos explica sobre esta tradición

¿Quién fue Jesucristo?

También conocido como Jesús de Nazaret, es la figura sobre la cual se erige la religión Cristiana.

No solamente está considerado como el hijo de Dios, sino también como su encarnación, es decir, es Dios hecho hombre, que vino al planeta tierra con la misión de salvar a la humanidad del pecado original.

Misión de Jesucristo en la Tierra

  • Dios quería que les enseñara a los seres humanos la verdad.
  • Les dijo cómo hallar la verdadera felicidad.
  • Demostró cómo hacer la voluntad de Dios incluso en circunstancias difíciles. Y cuando fue maltratado, no se vengó.
  • Enseñó a sus seguidores que el amor implica hacer sacrificios.

¿Por qué murió? Pecado original

Todos somos imperfectos y pecadores, de modo que enfermamos y morimos.

Jesús era perfecto y nunca pecó. Así que no murió por sus propios pecados, sino por los nuestros. Su muerte hace posible que disfrutemos de la bendición de Dios y que tengamos la perspectiva de vivir para siempre.

¿Qué es Semana Santa?

Al final de la cuaresma los católicos y todas las denominaciones cristianas celebran la Semana Santa, en la que recuerdan la pasión, muerte y resurrección de Jesús.

DOMINGO DE RAMOS

Este día celebramos la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén, momento en el que todo el pueblo lo alaba como rey con cantos y palmas. Por esta razón llevamos nuestras palmas a la Iglesia para que las bendigan y participamos en la misa.

Jesucristo fue denunciado ante el gobernador Romano Poncio Pilatos por haberse proclamado Rey de los Judíos y Mesías, en realidad eso fue MALINTERPRETADO, el reino del que hablaba Jesús no era otro que el de Dios.

Antes de que Jesús comenzara a predicar y enseñar, varios hombres animaron al pueblo a tomar las armas contra los opresores. Estos caudillos influenciaron en los judíos y los llevaron a albergar falsas esperanzas sobre el Mesías, lo que también molestó al gobierno.

Jesús regresó esa tarde a Betania, un suburbio de Jerusalén. Quizá se quedó con sus amigos Marta, María y Lázaro.

LUNES SANTO / La expulsión de los mercaderes o Lunes de Autoridad

  • Jesús visita el Templo de Herodes, en cuyo patio vendían “bueyes, ovejas y palomas”.
  • Ante el escenario, Jesús “empezó a echar a quienes estaban comprando y vendiendo cosas.
  • Derribó las mesas de los que cambiaban dinero y las bancas de los que vendían palomas”.
  • San Juan especifica que “hizo un látigo de cuerdas y echó a todos del área del templo”.
  • Mientras expulsaba a los mercaderes, criticaba que habían convertido su casa en una “guarida de ladrones” y no les permitió entrar con mercancías al templo.
  • Según San Marcos: “lo oyeron los escribas y los principales sacerdotes, y buscaban cómo quitarle la vida; porque le tenían miedo, todo el pueblo estaba maravillado de su doctrina”.
  • Regresó a Betania esta noche.

MARTES SANTO / Martes de controversia

  • La purificación del Templo el Lunes Santo ocasionó que los Fariseos cuestionaran la autoridad de Jesús para hacer “estas cosas.”
  • Jesús no había recibido autoridad de los líderes religiosos. . . así que ellos querían respuestas.
  • Se trató de forzar a Jesús para que dijera que tenía poder divino de Dios.
  • Entonces podría ser acusado de blasfemia, hasta arrestado.
  • Conociendo sus motivos, Jesús accedió a contestar sus preguntas si ellos contestaban primero si el bautismo de Juan el Bautista era humano o divino. Si era divino, las enseñanzas de Juan confirmaban a Jesús como divino. Si era humano, aquellos que siguieron a Juan crearían disturbios.
  • Ellos admitieron vergonzosamente que no lo sabían. Por esto, Jesús no contestó su pregunta.
  • El Martes Santo aumentaron las conspiraciones para atrapar a Jesús.
  • Los líderes religiosos de Israel tenían un sólo objetivo: deshacerse de Jesús de Nazaret. Si esto significaba cooperar con un enemigo de toda la vida, cualquier medio estaría justificado.
  • Jesús se enfrenta con los fariseos, quienes le preguntan sobre el tributo y Él responde mostrando una moneda: “Dad, pues al César lo que es del César; y a Dios lo que es de Dios.

MIÉRCOLES SANTO / El día de la traición

  • El miércoles marca el fin de la Cuaresma y el inicio de la Pascua católica.
  • El miércoles antes de su muerte, Jesús estaba en Betania, en casa de Simón El Leproso.
  • Mientras estaban sentados en la mesa de la cena, una mujer llamada María ungió la cabeza y los pies de Jesús con aceite costoso y los discípulos se indignaron.
  • Varios preguntaron por qué el aceite no se vendía y el dinero era dado a los pobres.
  • Jesús sabía que era el anuncio de su muerte.
  • El Evangelio de San Juan dice que Judas Iscariote quería mantener el dinero para sí mismo porque “en realidad no le importaban los pobres” y era quien manejaba la bolsa común del grupo.
  • Ese día Judas fue al Sanedrín reunido y ofreció entregarles a Jesús a cambio de dinero.
  • A partir de este momento, Judas Iscariote buscaba una oportunidad para traicionar a Jesús.
  • A pesar de que Jesús sabía que judas robaba le confió la tesorería del ministerio.

JUEVES SANTO / La Última Cena

  • Cristo cena con sus doce apóstoles.
  • Tuvo lugar en la noche de la preparación de la Pascua judía.
  • Jesús dispuso la cena intencionalmente, instruyendo a sus discípulos dónde celebrarla.
  • Los judíos acostumbraban a tener una cena muy especial durante la Pascua Judía.

LA EUCARÍSTIA: Al finalizar la cena, Jesús tomó un pan y un cáliz con vino. Diciendo: “Tomad y comed todos de él, esto es mi cuerpo que se entrega por vosotros”. “Tomad y bebed todos de él, este es el cáliz de mi Sangre, Sangre de la Alianza nueva y eterna que será derramada por vosotros y por todos para el perdón de los pecados.”

En este momento quedó instituido el Sacramento de la Eucaristía. Ésta fue la primera misa que se celebró. A partir de ese momento les pidió hacer lo mismo en memoria suya.

Predicciones: Durante la última cena es cuando Jesús predice que Pedro negará conocerlo tres veces antes de que el gallo canté en la mañana.

Jesús también predice que un discípulo, Judas Iscariote, lo traicionará.

La Última Cena fue una reunión para que Cristo fraternizara con sus discípulos por última vez.

LAVATORIO DE PIES: “Jesús se levantó de la cena, se quitó el manto, tomó una toalla y se la ciñó. Después echó agua en una jofaina y empezó a lavarles los pies a los discípulos y a secárselos con la toalla que se había ceñido”.

Terminada la Última Cena, Jesús salió con sus discípulos al monte de los Olivos. Les anunció, una vez más, que eran inminentes los acontecimientos de su pasión, en los que todos le abandonarían.

Una vez en el huerto de Getsemaní, Jesús se apartó del grupo, tomando consigo a Pedro, Santiago y Juan, a quienes les confió, lleno de pavor y angustia: «Mi alma está triste hasta el punto de morir; quedaos aquí y velad conmigo».

Jesús fue y vino repetidas veces de la oración a la compañía de sus adormecidos discípulos.

A solas, muy a solas, cayó rostro en tierra, y suplicaba: “Padre mío, si es posible, que pase de mí este cáliz, pero no sea como yo quiero, sino como quieras tú”.

Entonces, se le apareció un ángel venido del cielo que le confortaba. Y sumido en agonía, insistía más en su oración.

Su sudor se hizo como gotas espesas de sangre que caían en tierra.

Finalmente, se levantó de la oración, fue donde los discípulos y les dijo: “¿Cómo es que estáis dormidos? Levantaos y orad para que no caigáis en tentación; ha llegado la hora en que el Hijo del hombre va a ser entregado en manos de pecadores”.

ARRESTO, TRAICIÓN Y BESO DE JUDAS:

Jesús todavía estaba hablando, cuando llegó Judas, uno de los Doce, acompañado de un grupo numeroso con espadas y palos.

Entonces los hombres que acompañaban a Judas, se acercaron a Jesús y lo arrestaron.

Los discípulos le abandonaron y huyeron.

“ME NEGARÁS TRES VECES”

Después de que Jesús fuera arrestado, Pedro lo negó tres veces como se había predicho en la última cena.

Pedro fue delatado en diferentes ocasiones como uno de los doce apóstoles de Jesús, él lo negó en todas ellas.

VIERNES SANTO / La Pasión

  • Jesús pasa el resto de la madrugada encerrado en el Palacio de Caifás.
  • Ahí empezó el proceso religioso contra Jesús, que lo condenó a muerte, por reconocer que era el Mesías de Israel y por confesar que era verdadero Hijo de Dios.
  • Judas devuelve las monedas y se ahorca.
  • Jesús es llevado ante el procurador romano Pilato.
  • Al saber que Jesús era galileo y por tanto súbdito de Herodes, se lo remitió.
  • Herodes después de mofarse de Jesús, se lo devolvió a Pilato.

FLAGELACIÓN DE JESÚS

  • Jesús fue vendado y golpeado repetidamente en la cara.
  • Fue atado con gran fuerza por los brazos a una columna para ser azotado.
  • Después fue despojado de su ropa y luego azotado.
  • Para ese momento ya Jesús se encontraba en gran dolor, habiendo perdido gran cantidad de sangre, tornándose débil y sediento.
  • Le despojaron de su ropa colocándole un manto escarlata sobre él y le colocaron una corona de espinas sobre su cabeza.
  • La corona colocada sobre su cabeza, tenía una serie de espinas que se le incrustaron hasta el cuero cabelludo y el mismo cráneo, desgarrando y removiendo la piel.

CAMINO A LA CRUCIFIXIÓN

Primera Estación – JESÚS ES CONDENADO A MUERTE

  • Jesús condenado a la crucifixión por Pilato y azotado previamente.

Segunda Estación – JESÚS CARGA CON LA CRUZ

  • Recorrió aproximadamente 4 kms hasta su crucifixión. Las cruces utilizadas por los romanos en las crucifixiones solían pesar más de 300 libras (136 kilos), o sea que se piensa que los condenados llevaban el travesaño o patíbulum (entre 75 y 125 libras / 34 a 57 kilos.
  • Llegada la hora, le quitaron el manto púrpura con que lo habían vestido para la burla, le pusieron de nuevo sus ropas, le cargaron la cruz en que había de morir y salieron camino del Calvario para allí crucificarlo.

Tercera Estación -JESÚS CAE POR PRIMERA VEZ

  • Jesús agotado por la pérdida sangre en la flagelación, en ayunas y sin haber dormido, pudo dar algunos pasos y cayó bajo el peso de la cruz.

Cuarta Estación – JESÚS SE ENCUENTRA CON SU MADRE

  • En la subida al Calvario Jesús encuentra a su madre, sus miradas se cruzan y se comprenden. María sabe quién es su Hijo.
  • Lo ve sufrir, por todos los hombres, de ayer, hoy y mañana. Y sufre también ella.

Quinta Estación – JESÚS ES AYUDADO POR EL CIRENEO

  • Los soldados, echaron mano de un cierto Simón de Cirene, que venía del campo, y le cargaron la cruz para que la llevara detrás de Jesús.

Sexta Estación – LA VERÓNICA LIMPIA EL ROSTRO DE JESÚS

  • Una mujer del pueblo, Verónica de nombre, se abrió paso entre la muchedumbre y le limpió piadosamente el rostro.

Séptima Estación – JESÚS CAE POR SEGUNDA VEZ

  • Jesús había tomado de nuevo la cruz y con ella a cuestas llegó a la cima de la empinada calle que daba a una de las puertas de la ciudad.
  • Extenuado, sin fuerzas, cayó por segunda vez bajo el peso de la cruz.

Octava Estación – JESÚS CONSUELA A LAS MUJERES DE JERUSALÉN

  • Seguían a Jesús una gran multitud del pueblo y de mujeres, que se golpeaban el pecho y lloraba por él. Jesús, volviéndose a ellas, les dijo: “¡Hijas de Jerusalén!, no lloréis por mí; llorad más bien por vosotras y por vuestros hijos” (Lucas 23,27-28).

Novena Estación – JESÚS CAE POR TERCERA VEZ

  • Una vez llegado al Calvario, en la cercanía inmediata del punto en que iba a ser crucificado, Jesús cayó por tercera vez, exhausto y fuerzas para levantarse.

Décima Estación – JESÚS ES DESPOJADO DE SUS VESTIDURAS

  • Ya en el Calvario y antes de crucificar a Jesús, le dieron a beber vino mezclado con mirra; era una piadosa costumbre de los judíos para amortiguar la sensibilidad del que iba a ser ajusticiado. Jesús lo probo, como gesto de cortesía, pero no quiso beberlo.
  • Los soldados despojaron a Jesús, sin cuidado ni delicadeza alguna, de sus ropas.

Undécima Estación – JESÚS ES CLAVADO EN LA CRUZ

  • Jesús fue fijado en la cruz con cuatro clavos de hierro que le taladraban las manos y los pies.
  • En la parte superior de este palo, encima de la cabeza de Jesús, pusieron el título o causa de la condenación: INRI: «Jesús el Nazareno, el Rey de los judíos».

Duodécima Estación – JESÚS MUERE EN LA CRUZ

  • Desde la crucifixión hasta la muerte transcurrieron tres largas horas que fueron de mortal agonía para Jesús.
  • Desde el principio, muchos de los presentes, incluidas las autoridades religiosas, se desataron en ultrajes y escarnios contra el Crucificado.
  • Sabiendo Jesús que ya todo estaba cumplido, para que se cumpliera la Escritura dijo: “Tengo sed”. Había allí un jarro lleno de vinagre. Y, sujetando una esponja empapada en vinagre a una caña de hisopo, se la acercaron a la boca. Jesús, cuando tomó el vinagre, dijo: “Está cumplido”. E, inclinando la cabeza, entregó el espíritu».

Decimotercera Estación – JESÚS ES BAJADO DE LA CRUZ Y PUESTO EN LOS BRAZOS DE SU MADRE

  • Para que los cadáveres no quedaran en la cruz al día siguiente, que era un sábado muy solemne para los judíos, éstos rogaron a Pilato que les quebraran las piernas y los retiraran.
  • Los soldados sólo quebraron las piernas de los otros dos, y a Jesús, que ya había muerto, uno de los soldados le atravesó el costado con una lanza.
  • Después, José de Arimatea y Nicodemo, discípulos de Jesús, obtenido el permiso de Pilato y ayudados por sus criados se acercaron a la cruz, desclavaron cuidadosa y reverentemente los clavos de las manos y los pies y lo descolgaron.
  • Al pie de la cruz estaba la Madre, que recibió en sus brazos y puso en su regazo maternal el cuerpo sin vida de su Hijo.

Decimocuarta Estación – JESÚS ES SEPULTADO

  • José de Arimatea y Nicodemo tomaron luego el cuerpo de Jesús de los brazos de María y lo envolvieron en una sábana limpia que José había comprado.
  • Cerca de allí José tenía un sepulcro nuevo que había cavado para sí mismo, y en él enterraron a Jesús.
  • Después, hicieron rodar una gran piedra hasta la entrada del sepulcro, y regresaron todos a Jerusalén.

SÁBADO DE GLORIA

  • El sábado santo es un día de oración junto a la tumba esperando la resurrección.
  • Es día de reflexión y silencio.

DOMINGO DE RESURRECIÓN

  • Pasado el sábado, María Magdalena y otras piadosas mujeres fueron muy de madrugada al sepulcro.
  • Llegadas allí observaron que la piedra había sido removida.
  • Entraron en el sepulcro y no hallaron el cuerpo del Señor, pero vieron a un ángel que les dijo: «Buscáis a Jesús de Nazaret, el Crucificado; ha resucitado, no está aquí».
  • Poco después llegaron Pedro y Juan, que comprobaron lo que les habían dicho las mujeres.
  • Pronto comenzaron las apariciones de Jesús resucitado: la primera, sin duda, a su Madre; luego, a la Magdalena, a Simón Pedro, a los discípulos de Emaús, al grupo de los apóstoles reunidos, etc., y así durante cuarenta días.
  • En los planes salvíficos de Dios, la pasión y muerte de Jesús no tenían como meta y destino el sepulcro, sino la resurrección, en la que definitivamente la vida vence a la muerte, la gracia al pecado, el amor al odio.

Miércoles de ceniza

¿Qué es? Es una celebración cristiana que marca el inicio de la Cuaresma, el tiempo de preparación para la Pascua, que en la tradición católica es el día que resucitó Jesús.

¿Por qué en miércoles? Porque son exactamente 40 días antes del domingo de resurrección, pero la fecha varía cada año porque depende del calendario lunar.

¿Por qué ceniza? Durante la misa se marca a los fieles con una cruz de ceniza en la frente mientras se pronuncia la frase “polvo eres y en polvo te convertirás”.

La cuaresma

¿Qué es?

Inicia con el Miércoles de Ceniza y termina antes de la Misa de la Cena del Señor, el Jueves Santo. La duración de la Cuaresma está basada en el símbolo del número cuarenta en la Biblia. El número cuatro simboliza el universo material, y seguido de ceros significa el tiempo de nuestra vida en la tierra.

La Cuaresma es un tiempo especial para tres propósitos:

  • Arrepentirte de tus pecados
  • Hacer penitencia
  • Convertirte


Cargando