El desgaste de ser siempre el que cuida

¿Has tenido que dejar su trabajo, escuela, o tu vida para cuidar a alguien?

Por cada persona con una enfermedad o condición que genere dependencia, existe una persona cuidadora que es invisible ante la sociedad y se encuentra en riesgo de desgaste emocional y físico.

¿Qué es el Síndrome del Desgaste del Cuidador?

  • Es un trastorno que se presenta en personas que desempeñan el rol de cuidador principal de una persona dependiente.
  • Se caracteriza por el agotamiento físico y psíquico.
  • La persona tiene que afrontar una situación nueva para la que no está preparada y que consume todo su tiempo.
  • Se considera producido por el estrés continuado en una lucha diaria contra la enfermedad y que puede agotar las reservas físicas y mentales del cuidador.

¿Por qué nos convertimos en cuidadores?

  • El tipo de parentesco
  • La proximidad geográfica
  • El género

Derechos de los cuidadores

  • A cuidar de mi mismo.
  • A tener actividades que no incluyan al paciente.
  • Permitirse tener enojo y tristeza.
  • Resolver lo posible y lo que no es posible pedir ayuda.
  • A ser tratado con respeto.
  • A cometer errores, rectificarlos y ser disculpado.
  • A ir aprendiendo al paso de las propias capacidades.
  • A admitir y expresar sentimientos sin ser juzgado.
  • A decir NO ante demandas excesivas del paciente y el entorno.
  • A desarrollar la propia vida y disfrutarla.
  • A no ser manipulado.
  • A estar orgulloso de la labor como cuidador.
  • A ser uno mismo.

Las madres, padres, hijos, hermanas y todo cuidador primario que no separe su labor de cuidado de su vínculo afectivo se encuentra en grave riesgo de padecer el síndrome del cuidador.

Síntomas

  • Impotencia
  • Ansiedad
  • Culpa
  • Enojo
  • Miedo
  • Desesperanza
  • Tristeza
  • Hipersensibilidad
  • Disminución de concentración
  • Alteración de la auto-estima
  • Dificultad resolutiva
  • Actitud rígida y negativa
  • Desorientación
  • Tendencia perfeccionista
  • Preocupación excesiva
  • Pensamientos conflictivos

¿Crees que puedes estar sufriendo el síndrome del cuidador?

Si reconoces varios de estos síntomas en ti, probablemente haya llegado el momento de pedir ayuda.

  • Te notas enfadado con la persona a la que cuidas o con otros familiares.
  • Cada vez sales menos con tus amigos y ya apenas te dedicas a las actividades que te gustan.
  • Te sientes ansioso y con miedo del futuro. Cada nuevo día se te plantea como un reto imposible.
  • Tienes cambios de humor, te sientes irritable y te sorprendes dando malas contestaciones a la gente de tu alrededor.
  • Te cuesta concentrarte y por las noches tienes problemas para conciliar el sueño.
  • Te sientes incapaz de enfrentarte a los problemas que van surgiendo, por pequeños que estos sean. Tu ánimo está por los suelos y te sientes deprimido.
  • Comienzas a experimentar problemas de salud físicos.

EL AMOR MAL ENTENDIDO

El amor no debe de ir más allá de la dignidad de la persona.

Los mitos del amor incondicional sólo han dificultado las relaciones, sobre todo en la labor del cuidado.

Culto al sacrificio y abnegación.

El desgaste se presenta por: El amor mal entendido, falta de límites y sobre-exigencia.

Tips para el síndrome del cuidador

  • Reconocerte como cuidador.
  • Saber los riesgos a los que estás expuesto por el ejercicio de esa labor.
  • Conocer las consecuencias que tiene el síndrome del desgaste sobre tu salud.
  • Asumir la responsabilidad de cuidar de ti mismo con la alimentación, el tiempo y horario del cuidado, higiene del sueño y la NO auto-medicación.
  • Ejercicio físico, sentido del humor, actividades recreativas.
  • Administración de tu tiempo.

¿Cómo ser un buen cuidador?

La persona cuidadora debe de tener acceso a información que le permita ejercer su labor de forma adecuada.

Cargando