¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Bullying: El papel que tienes como papá

Fredelle Bissu, psicóloga, afirma que 7 de cada 10 niños sufren todos los días algún de tipo de acoso

¿Qué tipos de bullying hay?

FÍSICO:

Es cualquier forma de agresión física que lastime el cuerpo de la víctima; pueden ser golpes, empujones, rasguños, jalones de pelo, patadas, o incluso agresiones con algún objeto utilizado como arma.

VERBAL:

Implica que la víctima sea amedrentada con palabras, insultos, apodos, groserías y burlas.

PSICOLÓGICO:

Amenazas o burlas persistentes que hacen que la autoestima de la víctima se vea afectada y aumente su sensación de temor. Esto puede incluir burlas y amenazas constantes que buscan amedrentar y reducir la sensación de seguridad del otro.

SOCIAL:

Ocasiona que las víctimas se aíslen. Se hace ignorando, excluyendo o corriendo rumores sobre ellas.

SEXUAL:

Es cualquier tipo de maltrato, burla y/o amenaza que está relacionado a un tema sexual. Pueden intimidar, hacer comentarios sexualmente ofensivos, levanta la ropa o bajar los pantalones para burlarse. Incluso puede llegar al toqueteo o sometimiento de la víctima a cuestiones sexuales con las que no se está de acuerdo.

CIBERNÉTICO:

Cuando la humillación, amenaza, burla o difamación se hace a través de las redes sociales, mensajes de texto o internet.

¿Quiénes son los más vulnerables?

  • Más pequeños
  • Lo más tímidos
  • Los que se están desarrollando físicamente
  • Los más estudiosos

Si le hacen bullying a tu hijo

Conserva la calma y pregúntale

  • ¿Desde cuándo sucede?
  • ¿Se lo han hecho a más niños?
  • ¿Con qué frecuencia ocurre?
  • ¿Quién más está involucrado?
  • ¿Quién está enterado de esto?

Mi hijo es bullie… ¿Qué hago?

Si alguna vez te han dicho o te das cuenta de que tu hijo es agresivo, pon mucha atención.

Generalmente los acosadores son niños carentes de empatía e incapaces de ponerse en los zapatos del otro.

Buscan llamar la atención de forma inadecuada y fuera de proporción

Suelen ser manipuladores y muchos de ellos no sienten culpa.

¡ACTÚA!

Habla de sus emociones, de lo que le duele y de lo que está viviendo.

Es importante abrir un canal de comunicación entre padres e hijos para conocerlos mejor y acercarte emocionalmente a ellos.

Ayúdalo a reflexionar sobre su comportamiento, sobre las consecuencias que esto puede tener.

Ponle límites claros y enséñale a pedir disculpas.

Busquen una forma de enmendar el daño que hizo.

Se necesita presencia y comunicación constantes para saber cómo van las cosas

Si notas que tu hijo no quiere comer, llora, se niega a ir a la escuela o esta situación está afectando sus actividades diarias, busca ayuda profesional.

¿Cómo reconocerlo?

VÍCTIMAS

Pueden tener pocas habilidades sociales

Tienen dificultad para defenderse

Son inseguras, introvertidas y sensibles

Reaccionan fácilmente con llanto

Tienen baja autoestima

Generalmente tienen pocos amigos

A veces prefieren estar solas

Pueden tener miedo de ir al colegio

Baja repentina de rendimiento académico

Pueden mostrar mucho enojo en casa al llegar del colegio

BULLIES

Son impulsivos, mentirosos y poco tolerantes

Les cuesta trabajo perder

Pueden ser ventajosos o tramposos

Tienden a manipular

Usan la fuerza y la violencia

Les cuesta trabajo responsabilizarse de sus actos

Son poco empáticos

Pueden ser impulsivos

Retan a la autoridad

Les gusta llamar la atención

 

 

 

Consecuencias

NIÑOS ACOSADOS

Depresión y ansiedad.

Malestares físicos.

Dolor de cabeza o debilidad

Disminución de logros académicos y participación escolar.

Mayor tendencia a faltar a clase o abandonar los estudios.

 

BULLIES

Abuso de alcohol y drogas

Participación en peleas, vandalismo y abandono escolar

Sexualidad precoz

Comportamiento abusivo hacia su familia

 

ESPECTADORES

Los niños que son testigos de acoso escolar tienen más probabilidades de experimentar lo siguiente:

Aumento del consumo de tabaco, alcohol y drogas

Depresión y ansiedad

Ausentismo escolar

 

¿Eres el bullie de tu propio hijo?

Los niños aprenden a relacionarse en su propia familia.

Se relacionan con otros como se relacionan con sus padres y como ven a sus padres relacionarse con otros y entre ellos.

La imitación es la primera forma de aprendizaje y es por esto que en muchísimos casos los niños abusadores vienen de hogares agresivos.

En México parece ser una conducta tan común que se encuentra absolutamente normalizada:

Muchos papás golpean, amenazan, insultan o se burlan de sus propios hijos

Recuerda ser lo que quieres que tus hijos sean hoy y cuando sean adultos.

 

¿En dónde denunciar?

En la delegación en que sucede la agresión.

En el DIF de tu localidad (Desarrollo Integral de la Familia).

En acosoescolar.sep.gob.mx

En el teléfono 01-800-11-ACOSO (22676)

Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal.

Centro de Atención a Riesgos Victímales. (Dr. Rafael Lucio No. 220, planta baja, Col. Doctores. Deleg. Cuauhtémoc, teléfono 52 42 61 31)

 

 

Cargando