Escucha ahora

Noche W


W Radio

Así las cosas

Gabriela Warkentin

Lunes a Viernes 06:00 a 10:00 a.m.

Así vive “El Chapo” Guzmán en Centro de Detención Metropolitana

Dicen que es el lugar ideal para volver loca a una persona…

El 3 de febrero del 2017, Joaquín Guzmán Loera se quejó de las condiciones carcelarias en las que se encuentra, pues diariamente vive 23 horas de encierro y una de ejercicio sin poder ver ni escuchar a nadie. Para entrar a la zona de alta seguridad donde se encuentra se deben atravesar dos puertas de acero y es custodiado por cámaras de seguridad hasta en los escusados.

“El Chapo” no tiene radio ni televisión, los periódicos y revistas le llegan semanas después y eso mutilados, dicen que es el lugar ideal para volver loca a una persona.

FOTO: Especial

Aunque esta prisión es conocida por sus estrictas medidas de seguridad, varios reos han intentado escaparse y solo algunos lo han logrado. El intento más conocido fue en 1981 cuando un prisionero casi logra subirse a un helicóptero secuestrado. En 1990 dos presos bajaron por una ventana del segundo piso con la ayuda de un cordón eléctrico de la máquina que usaban para lustrar pisos, uno de ellos aún está en la lista de los fugitivos más buscados. En 2009 un asaltante de bancos pudo salir por la puerta principal gracias a un aparente error administrativo.

Antes de llegar a Estados Unidos, “El Chapo” Guzmán estuvo en el Centro Federal de Readaptación Social (CEFERESO) número 9 de Ciudad Juárez, Chihuahua; la cárcel peor calificada, la más corrupta y con más reportes de violaciones de derechos humanos en México. Ahí el líder del Cártel de Sinaloa se quejó de que unos custodios “le metían la mano de más” a la hora de las revisiones.

FOTO: Especial

Su paso por el Penal de Máxima Seguridad del Altiplano quedó marcado por la sorprendente fuga del 12 de julio de 2015, cuando el señor literalmente se fue por un túnel de kilómetro y medio; 6 meses después lo recapturaron y lo regresaron a la misma prisión.

FOTO: Especial