Escucha ahora

Noche W


W Radio

En Buena Onda

Paulina Greenham

Lunes a Viernes 16:00 p.m. - 18:00 p.m.

Historia de Amor: Carlos y Joana

FOTO: W Radio

Conocí a Carlos cuando entré a trabajar a una aseguradora, ¡él era mi jefe y yo le caía muy mal!

Poco a poco se fue dando una hermosa amistad entre él y yo y acabamos siendo los mejores amigos.

En ese entonces yo me había dado otra oportunidad con el papá de mi hija después de estar separados 5 años.

Poco a poco me fui dando cuenta que Carlos tenía todo eso que siempre busqué en una pareja: sentido del humor, caballerosidad, inteligencia, detalles y, principalmente, que tuviera el mismo concepto que yo de lo que tenía que ser una relación de pareja.

Como era lógico, la relación con el papá de mi hija solo funcionó por algún tiempo y después volvió a ser lo mismo de siempre, a pesar de todo esto, yo estaba insegura de terminar mi relación con él.

Un día me senté a platicar con mi gran consejera: mi madre.

Ella me dijo: Mira Joana, la relación con el papá de la niña ya dió todo lo que tenía que dar, ya no forces algo que ya no va a dar para más, si tienes a Carlos a tu lado y es él lo que siempre buscaste, creo que no hay nada que pensar, ¿no crees?

Fue con ese gran consejo que me decidí (¡por fin!) a terminar la relación con mi ex pareja y pedirle a Carlos que fuera mi novio.

Obviamente, escuché infinidad de comentarios como:

Él no es tu tipo.

Tu estás muy bonita.

No son tus gustos.

Eres mucho para él.

Y por lógica, no me importó, al final de cuentas, yo soy la mujer más feliz del mundo por tener a mi lado a un hombre tan maravilloso como él a mí lado, un hombre que me apoya, me motiva a ser mejor cada día, me impulsa a seguir adelante y me ama incondicionalmente, así como yo lo amo a él.

Hoy, después de 3 años y 4 meses, sigo tan perdidamente enamorada de él como al principio, sino es que hasta más.

Sin duda, encontré a mi pareja dispareja que me complementa a la perfección.