Bienestar

Los 10 pasos para crear una meta real

Para los que en las primeras semanas del año ya se dieron por vencidos con sus propósitos

El 62% de las personas se proponen metas a principio de año

Para el día 6 de enero el 11% dice que las ha roto o ni siquiera lo ha intentado.

Al finalizar el año, tan sólo un 8% las cumple.

Alcanza tus sueños

La mayoría de la gente no siente que ha encontrado la satisfacción plena en su vida.

Es importante aceptar aquello que somos ahora como aquello que sembramos en el pasado.

¿Qué quieres cosechar? Define una meta

Después de definida una meta, empiezan a surgir los cómos.

Cuando a la mente le dices qué quieres, te dice cómo y por qué.

El genio funciona en tres dimensiones:

  1. El TENER es todo aquello que puedes intercambiar por dinero.
  2. El HACER es lo que no puedes intercambiar por dinero.
  3. Y el SER es en lo que me convierto cuando tengo y hago.

El genio NO decodifica la palabra NO

Para el genio la palabra “pero” es un borrador.

10 pasos para hacer metas reales:

1. Define tus metas y escríbelas. Piensa en el “resultado” que deseas obtener de una forma concreta y medible (ya sea en cantidad y/o tiempos).

Muy importante que las escribas, porque al escribirlas estas se vuelven más concretas y a la vez, estamos adquiriendo un compromiso.

2. Planea y fragmenta tu meta en mini metas. Determina las tareas ordenadas que tendrás que realizar para lograr tu meta.

Esto te permitirán ver con claridad cada tarea que deberás hacer, así como ir evaluando tu avance.

3. Entender el cambio de hábitos: El 8% de las personas que sí logran sus metas entienden que la mayoría de sus metas conllevan un cambio o una incorporación de hábitos o al menos salir de la zona de confort. ¿qué precio estas dispuesto a pagar por lo que quieres lograr?

4. Rodéate de aquellos que sumen. Si bien tu meta es tuya y lo que logres de esta será tuyo, sin embargo, la gente que nos rodea puede ejercer una influencia en nosotros. Tampoco se trata que te alejes de tus amigos, pero si puedes conocer gente nueva que tenga un objetivo similar.

5. Enfócate. Elige dos o tres metas. Tener una lista larga de metas puede generarte estrés, elige sólo un par de metas que de verdad deseas lograr.

Toma en cuenta que vas a tener que cambiar hábitos, y que un hábito puede tomar cambiarlo de 3 a 6 meses dependiendo de tu nivel de compromiso.

6. Aprende sobre lo que tienes que hacer. Verifica si tienes lo necesario para lograr tus metas, o si requieres dotarte de más herramientas, capacítate.

Incorporar herramientas y conocimientos puede ser un plus al logro de tu meta.

7. Autoanaliza tus creencias y valores. Nuestras creencias pueden impulsar y a la vez, limitar nuestra conducta, puede que el único obstáculo entre la meta sean tus creencias y valores.

Venimos cargados de creencias y valores que toda nuestra vida han estado con nosotros o que hemos ido incorporando, pero, ¿qué tanto estas creencias nos impiden avanzar?

8. Piensa en los obstáculos que podrías enfrentar. Prepárate para los principales obstáculos que pudieras encontrar en tu camino, piensa, ¿Qué tipo de obstáculo es y cómo puedo superarlo?

Tal vez tu principal obstáculo sean los tiempos, trata de organizarte para tener tiempo y cumplir tu meta.

La idea es pensar en los obstáculos y como superarlos antes de que nos pase para estar preparados y que este no nos detenga.

9. Cambia el plan. Si después de un tiempo sientes que lo que estás haciendo no te acerca al objetivo, se vale cambiar el plan, incorporar nuevas herramientas.

No es necesario que te aferres al mismo plan, este se puede ir adaptando de acuerdo a las circunstancias. Lo importante es el logro de la meta.

10. Aplaude tus logros. Cada que logres una mini meta celébralo, reconócete el esfuerzo que has hecho en cambiar tus hábitos o de salir de tu zona de confort, los aprendizajes que has adquirido, etc.

Simplemente el tomarte un momento para felicitarte o compartir la alegría de tu logro con alguien o premiarte de algún modo, te motiva a seguir avanzando.

Recuerda, puedes lograr todo aquello, que estés dispuesto a lograr.

Cargando