Escucha ahora

Noche W


W Radio

Martha Debayle en W

Martha Debayle

Lunes a Viernes 10:00 a.m. - 13:00 p.m.
SALUD

¿Te da miedo a tomar decisiones?

Mario Guerra, el Rockstar del Amor, afirma que no hay buenas o malas decisiones ya que todas llevan consigo una gran responsabilidad

Tomar decisiones es algo que hacemos a cada instante. Desde las más simples, como elegir el sabor de un helado, hasta las más complejas, como decidir casarse o tener un hijo por las razones correctas.


Por increíble que parezca, existen personas a las tener que tomar cualquier decisión les provoca gran ansiedad y, paradójicamente, cuando se atreven acaban tomando, desde su perspectiva, la peor.

¿Qué hacer?

  • Asume que habrá consecuencias.

  • Piensa que siempre hay formas de hacerse cargo de lo que venga. De lo leve y de lo grave.

  • Quizá no como tú lo quisieras, pero siempre de alguna manera por terrible que pueda ser la situación.

    Pide ayuda de ser necesario.

    Al menos ten alguien con quien puedas compartir tus inquietudes, que las valide como naturales.

    “Entiendo que tengas miedo, es natural en estos casos”

    “Me parece que el miedo que tienes no está en total proporción con el problema, sino con la manera que tienes de pensar en el problema”

  • Alguien que te ayude a dimensionar de manera lo más equilibrada posible.

    Que no se ponga más catastrofista que tú.

    Que no te diga “te lo dije”.

    Que no te inunde con frases huecas como “todo va a estar bien”, “echale ganas”, “vas a ver como todo se compone” o “no pasa nada”.

  • Si alguien te juzga, critica o rechaza, asume que es parte de esas consecuencias. No siempre la crítica o el rechazo es por lo que haces o el resultado, sino por no haber actuado como alguien lo esperaba.

  • No es posible vivir en paz y libertad si se siente la obligación de cumplir con expectativas ajenas.

  • Empieza tomando pequeñas decisiones contigo mismo.

  • Cosas simples, aparentemente insignificantes.

  • Elige una película que normalmente no elegirías, elige un sabor de helado que no hayas probado, elige una ropa que te guste sin preguntar como se te ve, sino pensando cómo te sientes con ella.

Hazte una pregunta

Normalmente, para motivarnos, nos piden que nos pongamos bajo este supuesto:

  • “¿Qué te gustaría hacer si supieras que no puedes fallar?” Pero yo pienso que el fallar es parte natural de tomar decisiones. Es haber elegido algo que no era lo que nos acercó a lo que queríamos. Entonces una mejor pregunta para hacerte sería esta:

“¿Qué harías aún si te equivocas?”

  • Se compasivo.

  • Imagina que le estás enseñando a un niño a tomar decisiones.

  • Quizá parte de tu problema es que tuviste padres estrictos que no aceptaban errores o fallos, pero que tampoco comprendían que todo en esta vida, especialmente lo social, es un proceso de aprendizaje que se basa en el ensayo – error.