“Así Sopitas”: El último deseo de Fidel Castro

Entérate qué es lo que el líder revolucionario prohibió que hicieran en Cuba

De acuerdo con su hermano Raúl fue consecuente con esa actitud hasta las últimas horas de su vida, insistiendo en que una vez fallecido su nombre y su figura nunca fueran utilizados para denominar instituciones, plazas, parques, avenidas, calles u otros sitios públicos; ni erigir en su memoria monumentos, bustos, estatuas y otras formas similares de tributo.

Durante su gobierno criticó la idolatría impulsada por otros líderes comunistas como Mao Tse-tung, Joseph Stalin o la familia Kim en Corea del Norte, para la que acuñó la frase: “No existe culto a ninguna personalidad revolucionaria viva. Los que dirigen son hombres y no dioses”.

Cargando