SALUD

Cómo estar más sano para el 2017

Conoce mejor tu cuerpo y empieza el nuevo año de la mejor manera

METABOLISMO

El metabolismo es la suma de todos los movimientos, acciones y cambios que ocurren en el cuerpo para convertir los alimentos y nutrientes en energía. ¿Qué pasa cuando algo falla en este sistema?

SI TU METABOLISMO ES UNA TORTUGA

1. Haz ejercicio de alta intensidad. Cardio pero también pesas, así aumentas tu masa muscular y quemas más energía aun en reposo. Esto mantiene activo al metabolismo horas después del entrenamiento.

2. Toma agua como enfermo. Se ha demostrado que hasta la más ligera deshidratación a lenta el metabolismo.

3. Planea cinco comidas al día. Cuando hay grandes espacios entre comidas el metabolismo suele detenerse. Las personas que comen en menor cantidad pero más veces al día tienen menos problemas de obesidad.

4. Condimenta tus comidas con especies o picantes. Como la pimienta cayena, la cúrcuma y el aceite de coco. Tienen sustancias químicas que le dan un boost a la actividad metabólica. Empieza tu día con agua tibia con medio limón, una pizca de pimienta cayena y cúrcuma y una cucharada de aceite de coco, que ayuda a activar tu tiroides, la responsable de tu metabolismo.

5. Come proteína en cada comida. Tu cuerpo quema más calorías al digerir proteína que con cualquier otro nutriente.

6. Toma té verde. Tiene cafeína y catequinas, sustancias que suben la temperatura y ayudan a quemar calorías.

7. Evita las dietas de choque. N o son sanas, son torturas que consisten en tragar pura piña, col o jugos durante días.

TIROIDISMO

El centro de control de datos de tu cuerpo se llama tiroides: una glándula que parece mariposa y vive en tu cuello. Su trabajo es mantener el cuerpo en homeostasis, o sea, estable. Por eso las enfermedades tiroideas vuelven loco a tu cuerpo: es como si la torre de control del aeropuerto se pusiera berrinchuda y dejara de organizar el tráfico de aviones.

¿CUÁL ES SU FUNCIÓN?

• Regular la temperatura de tu cuerpo.

• Aumentar el consumo de oxígeno.

• Sintetizar las proteínas y las grasas.

• Crear vitamina A.

• Hacer que funcione el sistema nervioso.

LA TIROIDES PRODUCE DOS HORMONAS QUE REGULAN EL METABOLISMO:

T3 (triyodotironina): se encarga de todos los procesos fisiológicos, o sea, ritmo cardíaco, temperatura, crecimiento, desarrollo y metabolismo.

T4 (tiroxina): se encarga del metabolismo celular. Se liberan 20 veces más T4 que T3 porque cuando entra en contacto con cualquier otra célula tiene que perder un átomo de yodo para no ser tóxica, así que eventualmente las células T4 se convierten en T3.

• Pero si te hace falta, tienes que comer yodo para compensar el desequilibrio.

FOTO: www.marthadebayle.com

DESASTRES TIROIDEOS

• Hipotiroidismo: Si tu tiroides es floja no produces suficientes hormonas, entonces todo el funcionamiento de tu cuerpo se desacelera: subes de peso, estás cansado, se te cae el pelo, se te reseca la piel y te sientes bajoneado todo el tiempo.

• Hipertiroidismo: Tu tiroides va a mil por hora, produce muchas más hormonas de las necesarias y, entonces, todo se acelera: tienes taquicardia, ansiedad, pierdes peso, no puedes dormir, te sudan las manos. Solo en este caso pueden quitarte la tiroides y mantener la producción hormonal con medicamentos.

• Hashimoto: Es un trastorno autoinmune que provoca que tus propias células ataquen la tiroides, desacelerando su producción de hormonas porque toda su energía está puesta en defenderse del ataque celular, por eso sus efectos son los mismos que los del hipotiroidismo.

LEE TUS MALES EN TUS VÉRTEBRAS

• Si hace dos años que estás estreñido y ni comiendo un kilo de fibra al día puedes ir al baño, o si cada vez que te da esa tos infernal que no se quita con nada sientes dolor en el cuello, el problema puede estar en tu columna vertebral.

• Cada vértebra tiene nervios conectados a uno o más órganos o sistemas que llevan los mensajes del cerebro a todo el cuerpo.

• Tienes que entender que la función principal del cerebro (y el sistema nervioso) no es pensar en poesía y resolver fórmulas matemáticas, sino mantenerte vivo. Y como las vértebras tienen que proteger la médula.

Columna

La columna está dividida en cuatro partes, cada una tiene una función específica y de cada una salen nervios a todo el cuerpo.

Cervicales

Las vértebras de esta zona están conectadas con todo lo que tiene que ver con la cabeza: nariz, boca, ojos, oídos, cuello, cabeza y hombros. Estos nervios controlan desde tus cuerdas vocales hasta la glándula pituitaria, que es la jefa de las hormonas.

• Migrañas que no te dejan ni prender la luz.

• Tienes insomnio o roncas.

• Se te duermen las manos.

• Dolores en los músculos del cuello.

• Resfriados en cualquier clima y circunstancia.

FOTO: www.janyjaramillo.wordpress.com

Dorsales

Los nervios que pasan por esta zona manejan las arterias que van al corazón, tu pechito y todo lo que usas para respirar, llegan hasta los brazos, manos, dedos, y órganos importantísimos como hígado, páncreas, riñones, estómago y todo lo que anda por ahí.

• Te duele el pecho y a veces te cuesta trabajo respirar.

• Asma.

• Arritmias, o sea no trae buen ritmo.

• Indigestión, gastritis o reflujo. Aunque sólo comas verduritas y pollo asado.

Lumbares

En esta zona están los controles de los órganos sexuales y reproductivos, toda la pierna hasta el último dedito, el inutilísimo apéndice, la vejiga y los reyes de los dolores lumbares: la espalda baja y el nervio ciático.

• Cuando te baja sufres como si te fueras a morir de los cólicos. Y eso si te baja regularmente.

• Colitis o estreñimiento.

• Haces pipí todo el día, o nunca o te duele.

• Te duelen las rodillas como si tuvieras 92 años.

FOTO: www.amor1044.com

Sacro

• Problemas en la cadera

• Dolor de coxis o cualquier otro hueso a la hora de sentarte

• Dolores de espalda aunque no te muevas

• Hemorroides

HABLEMOS DE TRIPAS

Ya sabes que el aparato digestivo transforma los alimentos en nutrientes y luego los absorbe. Además tiene una relación íntima y cachonda con tu materia gris: tu intestino es tu segundo cerebro y por eso es tan importante que esté sano.

Boca: es el triturador.

Esófago: es el tobogán por donde pasa el bolo alimenticio.

Estómago: es el mago que convierte el bolo en quimo.

Intestino delgado: es el que absorbe 90% de los nutrientes.

Duodeno: es el mezclador de sustancias para la digestión.

Intestino grueso: absorbe agua, electrolitos y ácidos grasos.

TU INTESTINO ES TU SEGUNDO CEREBRO

• Los complicados procesos que ocurren en el aparato digestivo necesitan un director de orquesta. El encargado de esto es el Sistema Nervioso Entérico (SNE):

• Tienes neuronas en el tubo digestivo. Nacieron del mismo lugar que las del sistema nervioso central, pero migraron cuando fuiste feto.

• Estas redes controlan las secreciones y movimientos intestinales.

• Si estas neuronas son estimuladas, liberan neurotransmisores que controlan el apetito, el genio, el sueño y algunas enfermedades neurológicas.

• Agrupa a las más de 100 millones de neuronas del tubo digestivo en dos redes conocidas como plexos.

EL SÍNDROME DEL INTESTINO IRRITABLE

• Entre 16 y 35% de la población en México lo padece, sobre todo las mujeres porque se estresan más, fuman más y descansan menos.

• Los síntomas tienen que ver con trastornos de la motricidad intestinal (gorgoreo constante), hipersensibilidad visceral (cualquier cosa te pasa y la tripa cruje) y anomalías de la flora intestinal (pocas bacterias buenas).

• A cada rato te dan torzones.

• Comes y sientes que la pesadez de la digestión es eterna.

• Traes una tambora sinaloense en la panza.

• Nunca vas al baño o a cada rato te da el corre que te alcanza.

Cargando