Escucha ahora

Programación Deportiva


W Radio

En Buena Onda

Paulina Greenham

Lunes a Viernes 16:00 p.m. - 18:00 p.m.
Nutrición

¿Cómo cuidar tu peso en las fiestas de fin de año?

El dr. Yoshio Hikotaro Tamita Cruz, especialista en obesidad y trastornos metabólicos con especialidad en nutrición clínica y bariatría, nos enseña a comer con conciencia

Son nuestros hábitos los que nos hacen subir o bajar de peso. Para navidad y para cualquier festividad en el año, la clave es mantener una alimentación saludable. Lo importante son los buenos hábitos durante toda la vida. Consume alimentos bajos en grasa, altos en fibra y asegúrate de incluir al menos 5 porciones de frutas y verduras cada día.

Desayuna. Un buen desayuno no sólo te ayuda a escapar del hambre sino también te ayuda a mantener tu peso.

Cuida las porciones. Mira tu plato y asegúrate que la mitad sea de verduras o ensaladas, y la otra mitad se divida entre los cereales (como arroz, pasta) y la carne magra (como pollo o pescado).

Llega a la cena con hambre moderada. Si en tu familia se acostumbra cenar tarde, después de las 10 o incluso a las 12 pm, es recomendable comer una colación ligera para no llegar con muchísima hambre.

Lo que hace la mano hace el atrás. Observa a la gente delgada y copia algunos de sus comportamientos al comer y beber.

Come más, pesa menos. Enfócate en incluir todos los alimentos saludables que has olvidado en lugar de restringir los alimentos “malos”. Si aumentas tu consumo de verduras, frutas, agua simple, leguminosas y lácteos descremados, automáticamente estarás reduciendo tu consumo de postrecillos, frituras, alimentos altos en azúcar y grasa

Recuerda que puedes modificar las recetas para incluir ingredientes más saludables. Por ejemplo, para la ensalada, en lugar de usar crema puedes usar yogurt bajo en grasa. Entre más mastiques tus alimentos mejor los digerirás.

No te prives de lo que te gusta. Si evitamos los alimentos que más nos gustan, tarde o temprano regresaremos a ellos llenos de ansiedad. Es mejor darte el chance de incluir tus alimentos favoritos de vez en cuando y disfrutar.

Prémiate. Si estás haciendo cambios pequeños y paulatinos en tu alimentación y vas logrando incorporar nuevos hábitos saludables es importante que tú mismo reconozcas tus logros.

Permite que hayan días “malos”. No te castigues por tener un día descontrolado en tu alimentación. Los días así son normales y no significan que has fallado.