¿Y si los fines de semana fueran de 3 días?

Aquí te presentamos qué pasaría si esto fuera real

La mayoría de las personas opina que ocuparía para descansar o irse de fiesta, ¿y tú?

Más allá de las posibilidades para el ocio, los fines de semana de tres días también podrían ser uno de los pasos más fáciles que podríamos tomar para reducir radicalmente el impacto ambiental, esto de acuerdo con Alex Williams, profesor de sociología de la Universidad de la Ciudad de Londres (Reino Unido).

Una reducción de la jornada laboral se correlaciona con una clara reducción del consumo de energía, y por lo tanto, las emisiones de carbono, afirma el experto, citando un estudio de los economistas David Rosnick y Mark Weisbrot. Una semana de cuatro días podría evitar tantos viajes al trabajo, así como el enorme consumo de energía de los centros de trabajo.

Otra ventaja, es también la salud. La reducción de horas extra y la sobrecarga de trabajo ayuda a reducir vinculadas con enfermedades mentales y cáncer

Según un metaestudio publicado en la revista científica The Lancet, según el cual quienes trabajan 55 horas semanales tienen un riesgo de sufrir un derrame cerebral un 33% superior a quienes trabajan menos de 40 horas semanales. Su riesgo de desarrollar enfermedades coronarias es un 13% superior.

 

También dormiríamos más: según el mismo medio, quienes trabajan menos de 40 horas duermen más y además concilian el sueño con más facilidad que quienes trabajan más de 55.

Cargando