Qué SÍ y qué NO vestir para trabajar

La vestimenta es un elemento importante a la hora de ir a la chamba. ¿Lo estás haciendo bien? Aquí te decimos

Ana Vásquez Colmenares, experta en branding personal, da 4 alternativas para saber que ponerte a la hora de ir al trabajo

¿Sabías qué?

La apariencia es la segunda cualidad más asociada con el profesionalismo.

DONT´S A NIVEL DE IMAGEN PERSONAL

• Ropa arrugada, manchada o deslavada.

• Ropa transparente o que te queda demasiado ajustada.

• Algo que te pondrías en una boda.

• Ropa deportiva.

• Tenis.

• Shorts, bermudas, pescadores o sus similares.

• Flip flops ni nada que usarías para bañarte o pisar la arena en la playa.

• Playeras con mensajes o eslogans.

• Nada mini: ni faldas ni tops.

• Escotes pronunciados.

POWER BUSINESS: Altos cargos en firmas legales o financieras.

CREATIVE BUSINESS: Diseñadores, fotógrafos, arquitectos, escritores, artistas en general.

GENERAL BUSINESS: Gerentes, representantes, ejecutivos.

BUSINESS CASUAL: Cualquier look cómodo apropiado para el trabajo. OJO: No es sinónimo de fachoso.

Cargando