Se cumplieron 30 años de la catástrofe en Chernóbil

Jacobo Dayán, especialista en derechos humanos y analista internacional, explica qué paso ahí y por qué

La catástrofe de Chernóbil es el accidente nuclear más grave de la historia de la energía nuclear.

Fue clasificado como nivel 7 (accidente nuclear grave) de la escala INES, el valor más alto. Aunque es el mismo nivel en el que se clasificó el accidente nuclear de Fukushima, las consecuencias del accidente de Chernobyl fueron todavía mucho peores.

Se estima que la cantidad de material radiactivo liberado fue 200 veces superior al de las bombas atómicas lanzadas sobre Hiroshima y Nagasaki al final de la Segunda Guerra Mundial.

QUÉ PASÓ:

La central nuclear de Chernóbill se encuentra junto a la ciudad de Prypyat, a 18km de la ciudad de Chernóbil.

En el momento del accidente la central nuclear Chernóbil disponía de 4 reactores en funcionamiento y dos más estaban en construcción.

En el 9 de septiembre de 1982, tuvo lugar una fusión parcial de la base en el reactor nº 1 de la planta. La Unión Soviética no informó a la comunidad internacional hasta el 1985. Se reparó y continuó funcionando.

El accidente lo detonó una prueba que hicieron para aumentar la seguridad del reactor.

Querían averiguar durante cuánto tiempo la turbina de vapor continuaría generando energía eléctrica una vez cortada la afluencia de vapor.

EL ACCIDENTE

26 DE ABRIL DE 1986: Dos explosiones de un reactor nuclear arrojó una radiación nuclear equivalente a 50 bombas.

A pesar de la gravedad del accidente y debido a las necesidades energéticas los reactores 1, 2 y 3 siguieron en marcha.

Después de que el reactor reventara, un incendio se desató en las instalaciones y duró 10 días.

No pudieron apagarlo hasta el 9 de mayo.

Eso hizo que se diseminara gran cantidad de material radioactivo.

Hubo 3 países afectados: Ucrania, Bielorrusia y Rusia

GASES LIBERADOS

Los más peligrosos:

yodo-131 (cuyo período de semidesintegración es de 8,04 días)

cesio-137 (con un período de semidesintegración de unos 30 años),

xenón

DESPUÉS DEL ACCIDENTE

Antes de la evacuación de la ciudad, a los residentes no se les informó sobre el accidente nuclear que había ocurrido a poca distancia.

En total, 116.000 personas fueron sacadas del área que se declaró como una zona de exclusión.

El gobierno de Ucrania estima que sólo 5% de los "liquidadores" (personas que ayudaban a apagar el incendio) que todavía viven está en buenas condiciones de salud.

Bielorrusia fue el país más afectado por el accidente (el 23% de la superficie del país, especialmente las regiones de Gómel y Magiliov, donde vivían 2 millones de personas).

El reactor nuclear 2 de Chernobyl se cerró en el 1991, el reactor 1 en el 1996 y el reactor tres dejó de funcionar en el 2000.

La zona más evacuada fue Prypiat, a 2 km escasos de la central nuclear de Chernobyl, convirtiéndose en una “ciudad fantasma” al abandonar la ciudad las 60.000 personas que vivían allí.

Hoy por $250 USD puedes pagar una excursión por esta zona.

Tourists only have a few minutes to photograph the sarcophagus that incases the failed reactor #4.

los restos del reactor nuclear 4 fueron enterrados en un “sarcófago” de 300.000 toneladas de hormigón y estructuras metálicas de plomo.

EFECTOS DE LA RADIACIÓN

Para determinar los efectos de la radiación sobre la salud de las personas, la Organización Mundial de la Salud desarrolló el IPHECA (Programa Internacional sobre los Efectos en la Salud del Accidente de Chernobyl)

RESULTADOS:

237 personas mostraron síntomas del Síndrome de Irradiación Aguda (SIA), confirmándose el diagnóstico en 134 casos.

31 personas fallecieron durante el accidente, de las cuales, 28 (bomberos y operarios) fueron víctimas de la elevada dosis de radioactividad, y 3 por otras causas.

Después de esta fase aguda, 14 personas más han fallecido en los diez años posteriores al accidente.

Entre 600.000 y 800.000 personas (trabajadores especializados, voluntarios, bomberos, militares y otros) llamadas liquidadores, encargadas de las tareas de control y limpieza, fallecidas en distintos períodos.

565 casos de cáncer de tiroides en niños (0 A 14 años) y en algunos adultos, que vivían en las zonas más contaminadas (208 en Ucrania, 333 en Bielorrusia y 24 en la Federación Rusa), de los cuales, 10 casos han resultado mortales

Habitantes de las áreas contaminadas: alrededor de 270.000 personas continuaron viviendo en áreas contaminadas, de modo que los niños recibieron altas dosis en tiroides, debido a la ingestión de leche contaminada con yodo-131 durante las primeras semanas después del accidente.

HOY:

Chernóbil se encuentra en proceso de cierre y desmantelamiento desde 2000.

El reactor afectado aún no ha sido sellado; no hay recursos para hacerlo. Por ello, la gente de ahí sigue viviendo bajo el peligro y los efectos de la radiación nuclear.

Todavía existe una zona de exclusión alrededor de la planta nuclear de Chernobyl en Ucrania.

Recoger cualquier objeto dejado en la zona de exclusión está estrictamente prohibido, especialmente las máscaras usadas después del desastre por los trabajadores a quienes se les llamó "liquidadores".

Chernobyl plant workers wearing plastic suits and respirators enter the so-called diarator stack, where radiation is so high that workers can risk shifts no longer than 15 minutes per day.

Prípiat HOY:

Actualmente no tiene ningún habitante, más que investigadores, científicos y fuerzas de seguridad que custodian la zona de exclusión.

La ciudad es ahora un museo de la era soviética tardía, tiene muchos edificios de apartamentos, dentro de los cuales se encuentran abandonadas fotografías, juguetes de niños, ropa y otros objetos personales. También hay restaurantes, plazas de juego, hospitales, escuelas y gimnasios abandonados.

Se estima que la zona no será habitable hasta dentro de varios siglos por las concentraciones de elementos radioactivos y la radiación no desaparecerá de forma absoluta hasta dentro de 24 milenios (que es lo que se cree que tarda el plutonio en extinguirse).

Prácticamente, cualquier persona puede entrar a la ciudad, pero es recomendable llevar un dosímetro y no quedarse de noche.

EL PROYECTO ARCO:

En noviembre se instalará el llamado “arco”, una construcción única en su género, que protegerá al sarcófago construido sobre el cuarto reactor (el accidentado) de cualquier posible fuga radioactiva

Cuesta 2.500 millones de euros y en él participan 28 países además del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo, que es el administrador del fondo de Chernóbil

Cargando