¿Le robas horas al sueño? Descubre las consecuencias de hacerlo

Conoce la importancia de tener un buen descanso para la funcionabilidad de nuestro cerebro

Estas son algunas de las formas en las que dormir poco puede afectar a tu salud:

Mala dieta

"La falta de sueño hace que nos alimentemos peor", dice Shirley Cramer, directora ejecutiva de la Real Sociedad de Salud Pública. De acuerdo con un estudio desarrollado por ellos, más de un tercio de la gente come mal cuando duerme poco. El motivo, explica la experta, es que, en esa situación, "solemos comer alimentos poco saludables, y por eso la falta de sueño está vinculada al aumento de peso".

Salud mental afectada

"Dormir poco está relacionado con una gran variedad de trastornos físicos, mentales y del comportamiento", dice Cramer. "La salud mental es una cuestión particular y es, en cierto modo, un círculo vicioso: si tienes problemas mentales, duermes poco, y viceversa. Y te sientes cada vez peor".

Según el Instituto de Medicina del Sueño, una organización española que investiga los trastornos del sueño, la falta de sueño está ligada a la depresión, la ansiedad y los problemas psicológicos.

Riesgo de accidentes

"Uno de cada cinco accidentes de auto tiene que ver con la falta de sueño", dice la especialista. Pero no solamente nos exponemos al peligro en la carretera, también podemos sufrir más accidentes domésticos.

Menor rendimiento físico

Es importante dormir bien para tener energía durante el día, que nos permita desarrollar nuestra actividad diaria. Se trata, de hecho, una "cuestión esencial para el funcionamiento de nuestro día a día", dicen los expertos.

El problema de la falta de sueño es que afecta directamente en el rendimiento físico ya que el cuerpo necesita un mínimo de horas de descanso.

Limitada capacidad cognitiva

Sabemos que la falta de sueño o la mala calidad del mismo tiene gran impacto negativo en nuestra salud a largo y a corto plazo", advierten los expertos de la WASM. "Los efectos de la falta de sueño afectan a la capacidad de atención, la recuperación de la memoria y el aprendizaje", agregan.

"Deberíamos entender el sueño de la misma manera en la que entendemos en otras cosas que benefician nuestra salud, como una buena dieta o la actividad física", sostiene Cramer

Cargando