¿Cómo lograr abundancia en tu vida?

Enrique Tamés, director del Instituto de Ciencias de la Felicidad Tecmilenio, explica este término

En la historia de la humanidad, jamás tuvimos tantos bienes como en la actualidad.

Mientras 870 millones de personas pasan hambre, el mundo desperdicia cada año 1,300 millones de toneladas de alimentos cada año (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación, 2013)

La comida que se produce en el mundo alcanzaría para alimentar a todos y cada una de las personas de la Tierra, si el mundo desarrollado no desperdiciara nada

Hay para alimentarnos a todos 1.5 veces (National Geographic)

Según Tristram Stuart, autor del libro “Despilfarro”, las 40 millones de toneladas de alimentos que desperdician en EEUU cada año podrían alimentar a los 1.000 millones de personas que viven en hambruna.

Se necesitan sólo 496 805 kilómetros cuadrados de paneles solares para producir toda la energía del mundo

México mide 1, 973,000 km2: o sea, con la mitad del territorio de Mx hecho de páneles solares podríamos generar energía sustentable para todo el mundo.

Según la ONU, dos millones de personas no tienen acceso a ninguna fuente de energía comercial

Hoy hay más teléfonos celulares que cepillos de dientes (Gallup).

Entonces, las preguntas obligadas son:

¿Por qué hay todavía tanta gente pobre?

Lo que tenemos, ¿alcanza para todos?

Tener en abundancia, ¿nos hace ser más felices?

¿Cómo llegamos a este mundo de abundancia?

Eficiencia de la tecnología

Mercados globales

Abundancia de información y comunicación, nos hace ser más eficientes.

Hay más gente productiva que antes

Filosofía Do it yourself

Rechaza la idea de tener que comprar siempre a otros las cosas que uno desea o necesita.

Es un movimiento contracultural trasladable a cualquier ámbito de la vida cotidiana

Mucho dinero y recursos que se reinvierten para generar más conocimiento y abundancia **(Bill Gates, Elon Musk, R&D de las grandes universidades en el mundo)**

La pobreza extrema se está reduciendo en el mundo: the bottom billion is becoming the rising billion

El lado oscuro de la abundancia:

El día de hoy, la humanidad usa 30% más recursos de los que reponen

Si todos los habitantes del mundo consumieran los mismo que el europeo promedio, necesitaríamos 3 planetas tierra.

Si todos los habitantes consumieran lo que el norteamericano promedio, necesitaríamos 5 planetas

¿Podemos relacionar esta época de abundancia con la felicidad?

No se trata de que todo mundo tenga una vida de opulencia, significa que todos tengan al menos, los 3 básicos (agua, comida y techo), y sobre ello: acceso a educación y tecnología.

La gente no quiere creer que vamos a resolver estos básicos en la siguiente generación: nos programamos los pensamientos negativos, nos entretenemos mucho con la idea del fin del mundo, no nos gusta la incertidumbre.

Los seres humanos nos ponemos muchas trampas cognitivas que nos impiden ser felices en estos tiempos de abundancia

Kahneman describe las dos formas diferentes en que la mente crea el pensamiento:

Sistema 1: es rápido, automático, frecuente, emocional, estereotipado y subconsciente.

Sistema 2: es lento, requiere esfuerzo, poco frecuente, lógico, calculador y consciente

Vivimos en la época más segura de la historia, con menos guerras y menos muertes violentas, y sin embargo, pensamos más en los peligros que

Diamandis: Los psicólogos (neurociencias) dicen: si no creemos que vamos a resolver los problemas del futuro, no los vamos a resolver…

Hay que terminar nuestras historias con una nota positiva.

En México: De acuerdo a datos de INEGI, en el corto plazo no se han reducido la pobreza extrema en México, tenemos mucho trabajo en este país en cuanto a distribución de la riqueza, combate a la desigualdad y a la corrupción.

Para terminar con nota positiva:

The rational optimist, de Matt Ridley: el intercambio de bienes y servicios crece exponencialmente. Debemos de concentrarnos en multiplicar los bienes y servicios positivos, debemos concentrarnos en multiplicar la gratitud, la generosidad, “la buena ondez”… Crecimiento exponencial de la felicidad.

Cargando