¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

¿Eres mamá… del papá de tus hijos?, descubre el síndrome de Peter Pan

Descubre cómo alejarte de este síndrome con Martha Debayle

México.- En entrevista con Martha Debyale Nancy Steinberg psicóloga por la Universidad Anáhuac. Doctorado en Psicoterapia por la Atlantic International University  (doctoranancy@yahoo.com    @doctora_nancy)  y habla todo lo relacionado con el síndrome de Peter Pan.

  • Se ha convertido en un término psiquiátrico para describir a un adulto temeroso de las obligaciones y compromisos, que se niega a actuar de acuerdo a su edad y busca una mamá que lo cuide. Como Wendy en el cuento.
  • Las mujeres sobreprotectoras tienden a ser controladoras. Mientras que él tiene la necesidad de ser protegido, ella tiene la de proteger, de sentirse indispensable, “necesitada".

Conductas: elige al esposo la ropa que se va a poner y cuál debe comprar; qué va a comer y a qué hora; y sólo por exagerar, si debe ponerle salsa o no “porque así es como te gusta”

¿Has escuchado hablar del síndrome o complejo de Peter Pan? Todas nos sabemos de memoria el cuento basado en una obra de teatro, escrita por James Matthew Barrie en 1904, que narra la historia de un niño que se rehúsa a crecer y que habita con otros “Niños Perdidos” en el País de Nunca Jamás. Pero, como sucede con muchos cuentos infantiles, en realidad oculta una historia mucho más profunda

 Como Peter Pan representa a un hombre que no quiere crecer y prefiere seguir siendo un niño, se interpreta que con ello evita las responsabilidades de la madurez

Actualmente, el Síndrome de Peter Pan se ha convertido en un término psiquiátrico utilizado para describir a un adulto temeroso de las obligaciones y compromisos, que se niega a actuar de acuerdo a su edad y busca una mamá que lo cuide. Y es ahí donde entra en acción Wendy Darling

En el cuento, ella es una niña de 12 años que sueña con un lobo en una rara isla que es mitad bosque y mitad jungla. Entre sus sueños se le aparece Peter Pan pero varios días después lo conoce realmente. Wendy acompaña a Peter a Nunca Jamás y despierta a sus hermanos Michael y John para que también vayan con ella. En el libro ella se comporta como una madre y llega a repetir frases que su mamá le decía como: “Dios mío, a veces pienso que las solteras son de envidiar” o “Los niños son más una maldición que una bendición.”Cierto es que muchas conocemos a ese hombre que no quiere madurar y a quien le cuesta trabajo tomar decisiones, aceptar responsabilidades, casarse o querer ser padre. ¿Y qué pasa cuando un Peter Pan se encuentra con la mujer que quiere ser Wendy?Mamá de la parejaLas mujeres sobreprotectoras tienden a ser controladoras. ¿Por qué? Mientras que él tiene la necesidad de ser protegido, ella tiene la de proteger, de sentirse indispensable, “necesitada". Mientras que el hombre tiene dificultad para resolver conflictos, ella anhela hacerlo por él. Y así, poco a poco, se va convirtiendo en madre de su pareja

Pero claro, se trata de una cuestión de grado. No en todos los casos amerita el calificativo de complejo de Wendy, es decir, todos tenemos una necesidad de proteger, de resolver por los otros y cuidar de ellos, pero una Wendy lleva estas conductas al extremo: le elige al esposo la ropa que se va a poner, incluyendo zapatos, corbata y calcetines; también qué pijama usará en la noche y aun la ropa que debe comprar; qué va a comer y a qué hora; y sólo por exagerar, si debe ponerle salsa o no “porque así es como te gusta”

El hombre, como niño, puede dejar sus calzoncillos tirados; a ella le molesta pero, como buena mamá, los levanta, mas un día, ella no tiene ganas de recogerlos (o de elegir la ropa o la comida o las actividades de “su niño”), aunque él no está enterado de esto, por lo que empiezan los conflictos. Mientras que él quiere ser cuidado y ella lo quiere cuidar, todo parece marchar muy bien; pero si uno de los dos cambia repentinamente la jugada, el otro se siente desconcertado y no sabe qué hacer, lo cual crea el ambiente idóneo para un problema

No hay Peter Pan sin su WendyEl grave problema es que hay una falta de conciencia al no darse cuenta de qué es lo que cada uno está trayendo a la relación de pareja

Si la mujer sabe que tiene necesidad de controlar y el hombre siente deseos de ser controlado, la situación fluye sin conflicto, pues cada uno se presenta tal y como es, y el otro sabe a qué atenerse. Por eso el día que alguno de los dos no quiere seguir jugando ese rol, quiere que el otro lo trate como lo que realmente es

Características de una Wendy 

  • Funciona siempre como la salvadora (y se lo cree)
  • El mundo entero le dice lo linda que es
  • Al principio todo funciona bien pero está mandando un mensaje muy agresivo: “Tú no puedes”. Es un mensaje de descalificación: “Yo lo hago porque tú no puedes”
  • Se niega a tomar conciencia del problema
  • Tiene cargas excesivas de trabajo porque le hace todo a los demás
  • Resuelve cualquier situación antes de que se presente
  • Puede decir (y se lo cree realmente): “Yo lo hago porque quiero y no espero nada a cambio” pero inconscientemente sí espera algo: reconocimiento, agradecimiento o amor. Lo grave radica en que es algo que difícilmente va a recibir, lo que le genera mucha frustración y enojo, por lo que recurrirá a la manipulación para obtenerlo

 ¡Aléjate de este síndrome!El primer paso es tomar consciencia: darte cuenta de lo que está pasando, de qué manera estás contribuyendo a lo que sucede y qué es lo que estás buscando. Acepta que aquello que tu pareja te está diciendo que haces es verdad e intenta identificar en dónde “la estás regando” para poder ver qué puedes cambiar

Empieza a observarte para corregir. Pregúntale a él qué es lo que ve mal en esta situación: ¿realmente quiere seguir siendo el niño consentido?, ¿tú deseas ser la mamá encantadora al cuidado de un bebé adulto? Ten claro que ni tú puedes ser la mamá de tu pareja (pues a quién le gustaría estar casada con un niño para siempre) ni él quiere tener por pareja a una mamá porque realmente es un hombre con necesidades, deseos y voluntad

El efecto de los padres Peter PanUno de los principales problemas de las personas con complejo de Peter Pan o complejo de Wendy es que no están conscientes de ello. La terapia es el único medio para encauzarlo y evitar que los hijos sufran las consecuencias del padecimiento: 

  • Los niños y jóvenes de “la generación Y o Peter Pan” suelen ser personas muy dependientes de sus padres
  • Aunque la Dra. Jean Twenge considera que los jóvenes de la Generación Y tienden a ser más individualistas que dependientes, tienen opiniones fuertes y ponen mucho énfasis en su autoestima. Esta tendencia a ponerse uno mismo en el primer lugar ha dado lugar a una gran libertad pero también a una cantidad
  • enorme de presión para valerse por sí mismo, una presión que no siempre se puede enfrentar con facilidad
  • Los padres que se quedaron en el país de Nunca Jamás son incapaces de brindar a sus propios hijos un mundo perfecto porque resulta incompleto: los niños perdidos no son realmente felices, no tiene una madre y sí requieren de reglas
  • Sabemos que las madres sobreprotectoras fueron sobreprotegidas cuando eran pequeñas, lo que da como resultado que los hijos no sepan actuar como adultos
  • No desarrollan las habilidades sociales necesarias para sobrevivir en situaciones difíciles, valerse por sí mismos y llegar a ser productivos
  • Los mayoría de los papás no saben que está sobreprotegiendo y en el proceso limitan las posibilidades de desarrollo de sus propios hijos

 Consulta cada mes la columna de la doctora Nancy Steinberg en la revista bbmundo. Puedes contactarla al T. 5294 1085 y 0354 o al correo doctora.nancy@yahoo.com.mx   

Cargando