jalisco

Se enfrentan vecinos de Puente Grande y antimotines

Habitantes buscan frenar obras del SIAPA

Por: Antonio Neri

Un Zafarrancho entre pobladores de la delegación de Puente Grande en Tonalá y Policías Antimotines se registró esta mañana al intentar  oponerse a una obra del SIAPA.

La gresca inició en la calle de 5 de Mayo donde los inconformes impidieron el ingreso de maquinaria para levantar el pavimento del ingreso principal para introducir tubería de agua potable para abastecer a nuevos fraccionamientos de los municipios de El Salto y Juanacatlán. 

La situación de salió de control cuando los uniformados tomaron el templo para cortar la soga y evitar que sonara la campana con la que los oponentes pretendían alertar a los demás vecinos.

 Una afectada explicó:

"Sobreponiendo Su autoridad golpeando incluso vinieron y cortaron la soga de la campana del templo, encierran al señor cura y ellos dicen que vienen en la mejor postura. A eso se le llama abuso de autoridad, a eso se le llama arbitrariedad y eso se le llama pisotean nuestros derechos, así que vamos a luchar por ellos, vamos a sacarlos adelante. No se sientan a dialogar, no nos traen un plan de trabajo, no nos muestran un plan de estudio, no nos traen a las autoridades pertinentes para sentarnos a dialogar y ellos hacen despliegue de la fuerza pública pues nosotros a defendernos, y a luchar por nuestros derechos y a garantizarlos sobre todo. Ya que el presidente de Tonalá no nos da la cara”.

Señalaron que la obra de introducción de agua potable que lleva a cabo el SIAPA mediante el uso de la fuerza, nunca se socializó y por el contrario sólo llegaron con la maquinaria a romper el pavimento de la avenida 5 de Mayo.  Uno de los enojados afectados relató:

 “Esta obra no tiene ningún beneficio para el pueblo simplemente quieren pasar por aquí, ahora tenemos una vía alterna, que es por el libramiento y es la mejor opción pero el gobierno estatal y municipal, ya habíamos hablado del tema y se llegó al acuerdo de que se daría una tregua y no iban a pasar por aquí e iban a estudiar la mejor opción la del libramiento”.

 Reprocharon que para reprimirlos mandaron 700 policías y hasta la Guardia Nacional, cuando en meses la policía municipal no se aparece ni reportando robos y asaltos.

Exigen  la intervención del gobernador del estado Enrique Alfaro Ramírez, para llegar a un buen entendimiento.

“Estamos exhortando al gobernador Enrique Alfaro que sabemos que está de vacaciones pero también sabemos por parte de sus propios elementos que esto es mandado por él y que dijo que caiga quien caiga van a realizar esta obra, no son así las cosas, sabemos que el gobernador es una persona impositiva, nosotros somos de diálogo están abriendo nuestra calle y no estamos recibiendo nada a cambio para la población de Puente Grande”.

La situación continúa en tensa calma sin embargo advirtieron que no dejarán que los trabajos avancen. Mientras que se llega a un arreglo, permanecen un centenar de policías antimotines resguardando los trabajos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Cargando