W EN LA FIL

Mario Vargas Llosa noveliza el Golpe de Estado a Jacobo Árbenz en Guatemala

El escritor peruano presentó su libro en la Feria Internacional del Libro en Guadalajara

Por: Víctor Ramírez

Tiempos Recios es una obra con la que el autor, Mario Vargas Llosa, busca demostrar que la ficción superó a la realidad. Este libro narra los acontecimientos que envolvieron el derrocamiento del presidente guatemalteco Jacobo Árbenz, apoyado por el dictador de República Dominicana, Rafael Leónidas Trujillo, entramada de la que nadie sabrá cómo se dio el homicidio del coronel Carlos Castillo Armas, quien fue el que derrocó al presidente.

“La fantasía de que Guatemala era un país ocupado por la Unión Soviética, desde el que podía saltar el Canal de Panamá, era un puro disparate, una fantasía que no tenía ninguna base realidad, sin embargo, esa fantasía se fue convirtiendo en realidad, porque los hechos al final que produjo, empezando por el golpe de Estado de Castillo Armas, le fueron dando visos de realidad a lo que tenía un aspecto puramente fantasmagórico, irreal. Esta historia es una historia maravillosa para un novelista, estimulante, un caso clarísimo en el que la irrealidad reemplaza a la a la a la realidad como suele ocurrir con las novelas más exitosas”, señaló el escritor Mario Vargas Llosa, en la presentación de su obra en la Feria Internacional del Libro.

Sin embargo, el escritor peruano y premio Nobel de Literatura no pretendía encontrar una verdad en esa historia, porque esa no es la función de la novela, la función de la novela, desde su punto de vista, es crear una historia que sea lo suficientemente atractiva seductora para para los lectores que los haga sentir que aquello es una experiencia que enriquece su propia personalidad.

Así entre intriga, homicidios, golpes de Estado y una verdad que quizás nunca se sepa y que la única persona que sabe todo seguramente no lo dirá, se desarrolló esta historia latinoamericana, en la que a través de la ficción se pretende adentrar al lector a un mundo que no se conocía a profundidad.

Cargando