w en la fil

El país se hundiría con política de abrazos: Alfaro

Pidió respeto por quienes discrepan de los lineamientos de la política federal

Por: Victor Ramírez

Durante la inauguración de la edición 33 de la Feria Internacional del Libro (FIL) Guadalajara, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, criticó las estrategias federales de combate a la delincuencia al señalar que si las guerras contra el narco fueron un rotundo fracaso, el querer solucionar el problema con abrazos no es el camino, al contrario se hundiría más al país.

“Con claridad y de frente lo que muchos, cada vez más pensamos, pero sólo lo hablamos en privado. Las declaratorias de guerra a la delincuencia fueron un fracaso, sí, pero vamos a hundir al país si pensamos que a quienes quieren someternos generando miedo hay que darles un abrazo”, dijo.

Dijo que el foro de la FIL es ideal para expresar lo que se piensa y no para guardar silencio sobre todo “cuando se pretende imponer una idea monolítica de lo que significa lo nacional. El futuro de México se debe construir desde la lógica de la pluralidad, del respeto a quienes piensan distinto a nosotros, partiendo de la premisa que nuestro silencio hoy, por miedo o displicencia nos cobrará una terrible factura mañana”.

Conforme a su estilo directo de señalar lo que piensa y cree, Alfaro Ramírez reconoció que lo primero que se tenía que hacer era desmantelar al viejo régimen pero “cometeremos un error histórico si justificamos la destrucción del orden institucional y del estado de derecho a partir de la premisa de que nada funciona. Era urgente separar al poder económico del poder público, sí, pero vamos a colapsar nuestra economía si profundizamos la desconfianza y el temor en el sector privado, simulando una relación estrecha que se limita a actos protocolarios con las cúpulas”.

Tras lo cual se preguntó que si “¿expresar nuestras ideas nos pone en un escenario de confrontación con el Presidente? Yo creo que es justamente lo contrario. En Jalisco queremos ayudarle al presidente a transformar a México, pero eso sólo puede lograrse si todos entendemos que lo nacional se construye también desde lo local. Y si la Federación no hace su parte en algún tema los gobiernos subnacionales estamos obligados a levantar la voz y a asumir nuevas responsabilidades, sin que esto suene a disputa política. No más cabezas agachadas. Eso no le sirve a México. Ese no es el espíritu de la FIL”.

Cargando