Indigna a familiares de desaparecidos cantidad de cuerpos en el IJCF

Por: Antonio Neri

 

Para familiares de personas desaparecidas en Jalisco, el darse cuenta de que sólo 60 cuerpos de los 444 que se tienen almacenados dentro de cajas refrigeradas en el Servicio Médico Forense de Guadalajara, les causa rabia e indignación que la autoridad haya dejado pasar el tiempo sin haber tomado acciones contundentes.

 

La señora Leticia Vázquez Camarena, madre de Erika Berenice Cueto Vázquez, quien está desaparecida desde el 12 noviembre del 2014 en Puerto Vallarta Jalisco, dijo que su hija pudiera estar entre los cadáveres apilados.

 “Todo esto es terrible es angustiante y sobre todo yo por ejemplo como madre me siento muy enojada con mucha impotencia porque han violado todos los derechos humanos sobre todo de nuestros desaparecidos, porque en esos tráileres puede estar mi hija, puede estar cualquiera de nosotros, de nuestros familiares y esto que han hecho es un genocidio es algo que no tiene nombre la verdad y las autoridades tienen que responder ya es tiempo que en este país respondan por las cosas que hacen mal, las imágenes son aterradoras, horribles definitivamente”.

 En las investigaciones que lleva a cabo la Fiscalía General del Estado, sobre personas desaparecidas no avanzan y tienen que ser los mismos parientes quienes tienen que hacer sus propias indagatorias y buscarlos por sus propios medios.

“Sobre todo un sentimiento de enojo, de rabia, de impotencia y también de tristeza y como te decía, exigimos que entren los derechos humanos, exigimos la participación de la PGR que vengan y tienen que seguir cayendo los culpables, ahora destituyeron al doctor Cotero, destituyeron ahora al Fiscal General pero creo que tenemos que ir hasta las últimas consecuencias y yo siento que el gobernador también tiene que ser destituido”.

 

Un grupo de madres desesperadas acudieron a manifestarse en las afueras del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses.

Este viernes, sábado y domingo, la Policía Federal llevará a cabo la toma de muestras genéticas (ADN) para las familiares de las 3000 personas que están desaparecidas en esta entidad.

 

 

Cargando