Vecinos amenazaron con incendiar el tráiler

Por: Antonio Neri

Agentes de la Fiscalía General de Jalisco abandonaron en un predio rústico de Tlajomulco de Zúñiga una caja de tráiler en la que se alojan 157 cadáveres de personas no identificadas, quienes fueron víctimas de hechos violentos vinculados a la delincuencia organizada.

El abandono del contenedor provocó la ira de vecinos del fraccionamiento Paseos del Valle aledaño al terreno, quienes percibieron los olores fétidos y constataron que el contenedor derramaba una gran cantidad de sangre, e incluso amenazaron con incendiarlo. Claudia Díaz vecina afectada de Paseos del Valle en Tlajomulco explicó:

“El mismo gobierno llego y dejo un contenedor con suficientes muertos porque el olor era horrible, los vecinos afortunadamente apoyaron estuvimos al tanto vinieron patrullas escoltando el cual no nos permitieron ni tomar fotos ni meternos ni nos permitieron cuando menos decir no lo dejen, aquí el problema fue muy grave porque empezó a oler, la pestilencia era horrible afortunadamente no salió el sol, llovió y no nos perjudicó, valió la pena que vinieran vecinos del fraccionamiento para que se lo llevaran no somos una burla y se les agradece que se nos haya tomado en cuenta”.

Previo a lo anterior, el carguero estuvo por varios días en una bodega de la colonia La Duraznera en Tlaquepaque, pero fue sacado del sitio por exigencias de la alcaldesa María Elena Limón quien ordenó la clausura durante una sesión de cabildo:

“Cuando llegan los dos inspectores de reglamentos y obras públicas ellos ya iban a hacer la clausura porque es lo que corresponde y el paso que seguía, hay un elemento de seguridad pública del estado y le dicen que no pueden clausurar la bodega porque se encuentran unos cadáveres en unos contenedores a su vez ellos hablan a seguridad pública e informan que hay unos cadáveres en tambos, pero al llegar el comisario se dio cuenta que era un contenedor con 150 cadáveres y en unas bodegas que no tiene licencia para operar y nos informan que fue retirada la caja”.

Luego de más de 12 horas de abandono el carguero fue retirado del predio, y ahora fue escondido en una bodega de la zona industrial de Guadalajara, muy cerca de las instalaciones de la Fiscalía General.

Este hecho se registra en medio de la polémica generada por la saturación de la morgue metropolitana, en lo que va del año se han registrado más de mil 500 homicidios, y a la fecha ya se superó el total de los asesinatos registrados en 2017 en la entidad, que se consideraba el año más violento de la historia.

Por su parte el secretario general de gobierno de la entidad Roberto López Lara reconoce que el resguardo de los cadáveres en la caja frigorífica se debió a la construcción del Campo Experimental Forense en Tonalá, donde vecinos del sitio se oponen por los eventuales olores durante la cremación de cuerpos:

“En la Duraznera hay una caja de refrigeración ya cuando se construya, esos cuerpos van a pasar al cementerio, al panteón, será más o menos para 700 cuerpos la primera etapa estamos en mes y medio que se termine lo más pronto posible ”.

Agrega que el nuevo Campo Experimental Forense estará listo en mes y medio, y que ese tiempo es el que permanecerán los cadáveres en el resguardo provisional.

Cargando