Matanza en rastros de México viola la ley

Investigación de Igualdad Animal constató como los animales son sacrificados cruelmente

Por: Patricia Sánchez

La matanza de animales en los rastros de México se realiza sin la más mínima consideración para evitar sufrimiento a los cerdos, cabras, borregos, vacas, ovejas y chivos, los métodos que utilizan los matarifes son despiadados y dolorosos que dejan una cruel agonía al animal, esto viola la ley federal de sanidad animal, que de acuerdo a la norma 033 establece los métodos para dar muerte a los animales domésticos y silvestres, y es obligatoria para los establecimientos públicos o privados donde se le dé muerte a los animales garantizando buenos niveles de bienestar y con el propósito de disminuir al máximo el dolor, sufrimiento, ansiedad y estrés.

La organización Igualdad Animal de derechos animales, documentó en una investigación las malas prácticas de matanza, visitaron 21 rastros municipales de México en Jalisco, Nuevo León, Aguascalientes, San Luis Potosí, Colima, Zacatecas y Nayarit, donde los animales son sacrificados conscientes y torturados, Dulce Ramírez directora ejecutiva de Igualdad Animal en México, detalla:

Las imágenes que pudimos ver son animales con plena conciencia, que son apuñalados con alta nivel de estrés, y de temor son pateados, golpeados, el manejo y la movilización desde que bajan del camión es una de las peores torturas para ellos, se utiliza sistemáticamente el pincho eléctrico, bastón eléctrico, la norma específica en qué casos concretos debe utilizarse y nos dimos cuenta que se usa de forma sistemática para arrear a los animales a los cajones, hay rastros que matan sin cajones, los matan en grupos grandes”.

En Jalisco hay 129 rastros municipales de estos 4 de TIF (Tipo de Inspección Federal) sin embargo la clasificación TIF solo garantiza la inocuidad, la organización aclara que no todos los rastros TIF incumplen la norma 033, la mayoría de la carne que se mata en rastros TIF se exporta, la carne de estos 129 rastros es el 60% que consume al sociedad.

Los rastros donde encontraron una situación más crítica son los de Cocula, Villa Corona, Tonalá, en el de Guadalajara uno de los más grandes de Latinoamérica detectaron que no cuentan con un área de matanza para los borregos y bovinos y no se insensibilizan:

“Son apuñalados directamente en el cuello y los arrastran en el piso cuando están plenamente inconscientes y después echan el manguerazo de agua, es una descripción muy gráfica porque quienes hemos entrado a estos rastros lo hemos podido ver, hay un gran interés por parte de los directores de los médicos veterinarios, sí hay un gran interés y eso es lo principal para nosotros”.

Las repercusiones son graves impactan al medio ambiente, y la salud de las personas que consumen la carne, la responsabilidad de inspección y capacitación es de SENASICA (Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria) hasta ahora si hay denuncias de incumplimiento de la ley en los rastros, la SENASICA revisa, y si constata el maltrato animal la falta es administrativa y recae a los ayuntamientos con una muta de un millón de pesos o menos, las administraciones se amparan y termina en un trámite burocrático. Donde hay que poner ojo además es en rastros clandestinos donde matan animales enfermos.

Iniciativa para cumplir la ley avanza en Congreso de Jalisco

En el Congreso del estado fue presentada una iniciativa para hacer cumplir la norma 033 y con ello garantizar el bienestar animal, el diputado Alejandro Hermosillo del partido Movimiento Ciudadano detalla las sanciones para quien no cumpla la norma:

“Esta es una reforma que estamos haciendo en el código penal clarificando lo que significa la crueldad animal, en el código penal ya existía el delito de crueldad animal con una sanción que puede ir desde la sanción administrativa hasta multas económicas muy elevadas, lo que estamos clarificando es que también la matanza de animales en condiciones de rastro que no cumplen con la norma es crueldad animal, los rastros que estén incurriendo en los procedimientos es crueldad animal y lo tendrán que enfrentar”.

Sigue que la comisión de medio ambiente haga un análisis sobre la viabilidad de la iniciativa para que suba a la votación del pleno, también se encuentra en el Senado en estudio en dos comisiones. De aprobarse Jalisco sería pionero en hacer cumplir la ley federal de sanidad animal.

Falta presupuesto y hay pocas revisiones: Rastro de Guadalajara

El director del rastro municipal de Guadalajara, el más importante a nivel nacional, el médico veterinario José Ángel González Aldana ve con buenos ojos la iniciativa y que se pretenda vigilar el cumplimiento de la norma 033, asegura que en el caso de Guadalajara la siguen al pie de la letra, pero reconoce que las revisiones de SENASICA no son frecuentes ni existe un programa estricto y la falta de presupuesto e infraestructura impide seguir los protocolos:

“La situación más importante que nosotros le hemos visto a esta iniciativa en el ánimo de coadyuvar positivamente es la cuestión de los presupuestos, que los ayuntamientos tienen ya planteados para el próximo año, nosotros hemos dicho que la iniciativa tiene mucho que ver con la Seder (Secretaría de Desarrollo Rural) con el ejecutivo del estado para que a los ayuntamientos sobre todo los chicos que influye mucho la falta de infraestructura, el poder contar con ese presupuesto necesario para hacer los cambios para llevar un buen sacrificio ordenado de acuerdo a esta norma y a los demás reglamentos”.

Un cajón de sacrificio tiene un costo de 300, 400 mil pesos, el uso del pistolete neumático tiene un de 80 mil pesos, resalta que la mayor importancia radica en la capacitación del personal. En el rastro de Guadalajara se sacrifican 2 mil 500 reses, 4 mil cerdos y 30 terneros a la semana.

Este año han tenido 6 revisiones de los tres órdenes de gobierno que a consideración del director del rastro son muchas.

La investigación de Igualdad Animal se puede consultar en www.rastrosdemexico.com

Video de la investigación de Igualdad Animal- Rastros de México

Cargando