Doña María ya recibe apoyo económico de gobierno del estado

Tiene 116 años, le tocó vivir hechos históricos y la pensión de gobierno del estado es su única ayuda

()

 Por: Antonio Neri

Después de la intervención del Secretario de Desarrollo Social Miguel Castro Reynoso, por fin una de las mujeres más longevas de Guadalajara recibió su pensión del programa 60 y más, ya que las políticas de Banamex la dejaron casi seis meses fuera de éste beneficio.

Se trata de la señora María Félix Nava, quien cuenta con 116 años de edad, es vecina de la colonia Lomas del Tapatío en el municipio de San Pedro Tlaquepaque, quien después de estar batallando con la burocracia del banco, le solicitó ayuda al responsable de los programas sociales en el gobierno del estado.

El problema es que el sistema del banco solo puede otorgar tarjetas de débito a personas de máximo 110 años y como doña María, rebaso seis años más la edad, le dijeron que no podían abrirle su cuenta, ella relata:

“No en el banco me dijeron que no porque era hasta 110 años nada más y no me dieron nada, pero ya de ayer para acá llego Miguel Castro y aquí estuvo conmigo me dijo que lo perdonara que él no sabía que no se daba cuenta como él tiene tanto trabajo, lo único que yo digo que a veces usted tiene mucha gente en tu casa si a usted le habla una persona u otra no puedes atender a ambas personas al mismo tiempo, entonces hijo, los muchachos por nuevos que estén se les olvida, pero lo que reprocho a los del banco es porque me quitaron los años es lo que yo les dije, pero ya a mi edad, yo como voy sola ya ni veo, pero Castro vino dos veces conmigo, yo no tengo que decir nada, porque cuando él estaba de presidente en San Pedro, a mí no me fallo nada cada dos meses, me lo entregaron pero los del banco me dijeron ellos que no”.

Para doña Mari salir adelante a su avanzada edad no es tan fácil, ya que la pensión que le entrega el gobierno del estado es su única ayuda y por las tardes saca su mesita de dulces en las afueras de su casa para poder tener un dinerito extra, “esto que ustedes hacen es una caridad, es un bien para mí porque esto si me da un levante muy bueno, ánimo de ustedes y valor de ustedes paciencia de ustedes y fe en dios que es lo que tengo”.

La anciana mujer finalizó diciendo que nació en el año de 1900, fue huérfana no conoció a sus padres, le tocó soportar la revolución de 1910, la primera y segunda guerra mundial, la guerra de los cristeros, la expropiación petrolera de 1938 y a pesar de esto sigue de píe con la ayuda de su bastón luchando todos los días para seguir sobreviviendo.

Cargando