Escucha ahora

El Weso


Enrique Hernández Alcázar

Guadalajara

GUADALAJARA

Denuncian vecinos de la Colonia Laffayette falta de acciones contra edificio irregular

Acusan al Ayuntamiento de Guadalajara de institucionalizar el “soborno” como medida compensatoria

Por: Víctor Ramírez

Integrantes del Parlamento de Colonias dieron a conocer la suspensión que les otorgó el Tribual Administrativo del edificio ubicado entre la avenida Unión y Simón Bolívar sobre la calle de Vidrio debido a los daños que generaron a las viviendas aledañas, a los efectos psicológicos de los moradores y sobre todo los daños generados a la casa con el número 462 de la calle simón Bolívar, explica el abogado Alejandro Cárdenas.

 “La que ordena estrictamente a la autoridad del Ayuntamiento del Guadalajara la suspensión y clausura de la obra por haber causado afectaciones. Como se podrá ver en el edificio, se encuentra actualmente clausurado en base a la suspensión y en acatamiento a la medida cautelar otorgada atinadamente por la tercera sala unitaria de los Administrativo. En los procedimientos, pues se está siguiendo el curso y actualmente está clausurado, esperemos y llegue una sentencia favorable en su momentos donde se ordene la demolición del municipio”.

 

Por lo que esperan que las autoridades municipales hagan su trabajo en es esta construcción aprobada en la administración de Ramiro Hernández, ya que impide la libre circulación de aire y luz a las casas.

Además asegura que el sistema de compensación que implementó el gobierno municipal de Guadalajara para sancionar aquellas obras que exceden los límites permitidos por los planes parciales municipales es un robo y es como institucionalizar el soborno, acción que puede ser revocada ante tribunales ya que no está contemplada en las leyes.

 “Donde está cobrando 500 pesos, que es una sanción ridícula, es la legalización de un soborno entre comillas porque quién sabe cuánto estén dando por debajo de la mesa. Es una verdadera tomada de pelo para los ciudadanos y una dejada en total estado de indefensión a todos los ciudadanos. Con 500 pesos uno puede estar regularizando las violaciones a los planes parciales y a los derechos de todas las demás personas”.

 Agregó que lo que se debe de aplicar es la ley y derribar los niveles de los edificios que superan lo permitido por el código urbano.