Escucha ahora

Noche W


W Radio

Guadalajara

DÍA INTERNACIONAL DEL MIGRANTE

Mira lo que este estilista decidió hacer por los migrantes

Ricardo es parte de la brigada de expertos que salen a las calles a invitar a las personas a visitar el Albergue CADIPSI

Por: Priscila Hernández Flores

¿Hace cuánto no te cortas el cabello?

Con esa pregunta Ricardo se acerca a las personas en situación de calle y migrantes que llegan al Centro de Atención y Desarrollo Integral de Personas en Situación de Indigencia (CADIPSI) donde él trabaja. Ahí forma parte del equipo que ofrece atención a las personas que llegan al albergue en busca de un techo y comida.

Según datos del DIF Guadalajara se estima que en el municipio viven aproximadamente 650 indigentes, de ellos 150 son adultos mayores.

Ricardo es parte de la brigada de expertos que salen a las calles a invitar a las personas a visitar el Albergue. Después de un tiempo, en CADIPSI conocieron que él era hábil con las tijeras. Así fue como comenzó a cortar el cabello gratuitamente.

“Hola, mi nombre es Ricardo. El mejorar los servicios que tenemos a los usuarios. Él nos preguntó si nos gustaría aportar con las aptitudes. Yo comencé a cortar el cabello hace 6 años".

De acuerdo a datos proporcionados por CADIPSI, de 100% de los indigentes, 30% tiene un padecimiento mental y 70% ha estado en contacto con al menos una sustancia tóxica. En CADIPSI, entre 40 y 50% de los usuarios son migrantes centroamericanos. La dificultades económicas, la falta de un lugar estable hace que las personas pasen días, meses y algunos hasta años sin cortarse el cabello. Algo que Ricardo soluciona con su paciencia y talento.

“Al referir de ellos, el simple de aspecto, les niegan el servicio. No tomando en cuenta que son personas que requieren el apoyo.Cortes de cabellos, modernos, dependiendo el grado de edad ...tratar de dejarselos de esa manera”.

En el Centro de Atención y Desarrollo Integral de Personas en Situación de Indigencia  hay migración de distintos tipos. Desde la migración de personas que huyen de la violencia en Honduras y El Salvador, pero también la migración interna, es decir, de personas de otros estados como el caso de uno de los usuarios que desde Guerrero llegó a Jalisco. Mientras le cortaban el cabello, contó cómo ese servicio le regresó la autoestima.

“Yo en realidad sentí que el mundo todo se había acabado para mí...porque soy un ser humano, soy una persona".

Entre otros servicios. Cada día de la semana hay familias y personas voluntarias que donan una comida a las personas que llegan a CADIPSI. En un mes, en promedio atienden a más de 1,800 personas.