DÍA DE MUERTOS

Los vivos no olvidan a sus muertos

Cada año acuden al panteón a visitar a sus familiares

()

Por Antonio Neri

Una conexión del mundo de los muertos con los vivos ocurre este 2 de noviembre, donde las personas acuden a los panteones a visitarlos.

Esta costumbre mexicana permite homenajear a los muertos al colocarles ofrendas florales en sus tumbas y en los altares, donde les colocan vasos con vino o bien algún artículo que le gustaba mucho al difunto.

En un recorrido realizado por los diversos panteones de Guadalajara y Tlaquepaque, las personas así los recuerdan como es el caso de Roberto Hernández, quien relato.

“Venimos a darle una vueltita y una manita de gato a su tumba -¿Qué era de usted?- Era mi suegro pero era como mi padre casi casi, muy querido, en compañía de mi esposa, los nietos, fue un padre para mí, más que para ellas también, hace ya casi un año que se fue y aquí estamos presentes, él se llamaba Antonio Díaz, casi casi fui un hijo para él y el me lo decía cada rato, muchas enseñanzas desde andar en el campo”.

También la señora Ana María González dijo que no olvida a su hermano quien siempre la ayudó.

“Él nos dejó una huella imborrable porque era un hermano intachable, era muy cooperativo le gustaba mucho convivir en los templos y también con sus amigos dejo muchos bonitos recuerdos, ahorita le vamos a pedir una corona ya pedimos presupuesto para ponerle bien su tumba como está en pura tierra ya nos dieron presupuesto y yo creo que para marzo ya podemos arreglarle su tumba como debe ser como él se lo merece”.

Por su parte la señora Blanca Estela Rodríguez fue al Panteón de Toluquilla de Tlaquepaque para darle una vuelta a sus familiares.

“Venimos a visitar a mis abuelitos y a mis tíos a recordar a rezarles y estar un ratito con la familia, mi abuelita tiene como 40 años y otros más de 20 tienen muchos años que fallecieron, de los que venimos a visitar a la que conocí fue a mi tía Teresa Rodríguez Villalpando y pues era de mis tías preferidas era hermana de mi papa, enseñanza siempre el respeto a las personas eso es lo que más recuerdo de ella”.

En las afueras de los cementerios la venta de flores está a la orden del día, uno de los comerciantes Abraham Ríos nos detalla:

“Lo que viene siendo la tradicional de Cempazúchitl, cordón de obispo, bola de hilo, nube, crisantemos, este es nieve aquí tenemos un ramo que se le llama oreja de ratón que viene siendo una coloradita, los precios ya combinados viene en 25 pesos con nube, cordón”.

El pan de muerto también es de los más socorridos, Brandon Ramírez nos comentó:

“Tenemos de diferentes de 40 de 25 pesos los panes, es depende el sabor tenemos de huevo, de nuez, de mantequilla, de nata, rellenas de queso que también se llevan mucho”.

Pero también los músicos se hacen presentes en los diversos cementerios para acompañar tanto a los fallecidos como a los dolientes con canciones que llegan hasta el corazón, dijo el guitarrista Jorge Galicia.

“Son varias,  es amor eterno, cuando yo quería ser grande, cuando dos almas, te vas Ángel mío, dos coronas, el árbol, mi viejo, canciones que son prácticamente de éstas fechas y alguna otra que a los difuntitos les gustaba Gemma, Tres Regalos, las mañanitas... las llegan a pedir son las canciones que más piden, -¿está acompañado de su guitarra?- Sí nos van pidiendo y ahí va saliendo".

Cargando